Archivo de la categoría: Libros

Recomendaciones, lo que leemos, lo que no queremos leer.

Acabo de Leer: “Nuestra Adoración Importa” de Bob Kauflin

Nuestra Adoración Importa - Bob Kauflin

Título: “Nuestra Adoración Importa”

Autor: Bob Kauflin

“La adoración es importante. […] Y es importante para cada líder de adoración, porque no hay privilegio más grande que guiar a otros a encontrarse con la grandeza de Dios. […] Y si no te sientes adecuado para la tarea… estás en el lugar correcto para que Dios te use.” (p. 21)

Nota #1: Antes de empezar, me gustaría mucho agradecer a Coalición por el Evangelio por permitirme trabajar en conjunto con ellos y facilitarme este tipo de recursos. Estoy muy contenta de conocerlos a la distancia y que podamos hacer equipo. ¡Sigamos generando mucho contenido en español!

Nota #2: No convirtamos este espacio en un debate de si los grupos o “ministerios” de alabanza (entendiendo que la alabanza no es solo música, pero usualmente se le llama así al equipo) son bíblicos o no. Podríamos hablar del tema en otra ocasión, pero no en esta, ¿va?

Centro Cristiano del Rey es una comunidad pequeña, y nos reunimos en una casa.  El grupo de música de la congregación consiste en una guitarra (yo la toco, más o menos) y una voz (la mía). Gracias a Dios, tenemos mucho más de lo que necesitamos y contamos con un buen equipo de sonido (que a penas estoy aprendiendo a usar).

Desde hace unos meses, Dios me ha dado la oportunidad y el honor de servir guiando a la Iglesia en adoración a través de la música, los miércoles de oración y los domingos en la reunión general. Mi conocimiento musical consiste en unas cuantas clases de canto en la primaria y tutoriales de guitarra en YouTube. Como se podrán dar cuenta, tengo mucho que aprender. Aunque sé que Dios obra a través de cualquier corazón dispuesto, imaginarán que suelo ponerme ansiosa por mi insuficiencia.

Nuestra Adoración Importa” ha abierto mis ojos en muchos sentidos. Bob Kauflin supo perfectamente cómo exhortarme y confrontarme sin dejarme tirada en el suelo. Me enfrentó a las verdades del evangelio,  siempre cuidando el guiarme a la gracia más que suficiente de Dios. Estoy segura que al leer, querrás dejar el libro a un lado, orar y ponerte a trabajar con diligencia en la tarea que Dios te ha encomendado.

Ahora, no te engañes. Este libro tiene mucho que ofrecer para el “ministro experimentado”. Cuando nuestro servicio es constante y “lo dominamos” solemos caer en la rutina y perdemos de vista la gran responsabilidad que tenemos en las manos. Kauflin te guiará a que examines tu corazón y a que evalúes si estás en la Verdad.

“Muy a menudo podemos estar tentados a escoger cantos por la música en vez de hacerlo por el contenido teológico. Debemos comprender que cuando las palabras se combinan con la música podemos ser engañados. La música puede hacer que una letra superficial suene profunda.” (p. 95)

Me encanta la manera en la que el libro está organizado, ya que te lleva a examinar las profundidades de tu corazón y también lidia con todos los detalles técnicos del ministerio. Cuando lo leas, no volverás a querer tocar hasta que examines todos los aspectos de tu servicio y te asegures de que Dios está trabajando cada uno de ellos.

El libro está dividido en cuatro partes, y la tercera fue mi favorita.  ¿Mente o Corazón? ¿Planificado o Espontáneo? ¿Interior o Exterior? ¿Para la Iglesia o Para los No Creyentes? ¡¿Por qué nos sentimos obligados a elegir?! Kauflin expone con precisión cómo somos creados para adorar a Dios en una variedad de contextos.

“Mi objetivo al examinar estas tensiones no es tanto llegar a ser balanceado sino entender, buscar y disfrutar todas las maneras en que Dios nos ha capacitado para que lo adoremos.” (p. 153)

Podría escribir muchas cosas y citar innumerables frases (mi ejemplar quedó completamente rayado), pero no quiero hacer esto muy largo. Si me preguntan, cada pastor y cualquier persona que sirva en el ministerio musical se beneficiará de leer “Nuestra Adoración Importa. Si te has preguntado desde “¿qué estoy tratando de lograr cuando dirijo la adoración?” hasta “¿qué géneros musicales puedo utilizar?”, aquí encontrarás una guía que pondrá tus ojos en lo importante.

Necesitamos líderes de adoración bíblicos, llenos de la Palabra y del Espíritu Santo. Es tu responsabilidad prepararte para guiar a los demás a Dios, y no a admirar tu voz o a ser emocionalmente conmovidos. “Nuestra Adoración Importa” es una excelente herramienta, ¡gracias a Dios por que ya la tenemos en español!

Este libro todavía no está a la venta, pero en cuanto tenga noticias sobre cómo pueden conseguirlo, les avisaré a través de mis redes sociales. 

Anuncios

Acabo de Leer: “Cristiano Generación Facebook” de Josué Barrios

Título: Cristiano Generación Facebook

Autor: Josué Barrios

“Una de las razones por las que naciste el día en que naciste, es para usar las redes sociales para la gloria de Dios. Eso es algo que quiero que recuerdes. Dios nos ha dado redes sociales para usarlas como un megáfono al proclamar que Él es más valioso que todo lo demás.”

Hace ya un tiempo quería leer este ebook, pues estoy dedicándome un poco más formalmente a usar mi espacio online para compartir lo que aprendo sobre Dios y su palabra cada día. También hace un par de semanas tuve la oportunidad de platicar con el grupo de jóvenes de una congregación de precisamente este tema: el uso de las redes sociales (después les platicaré un poco más eso y si puedo les paso la charla).

En fin, en la semana, mi pastor me pasó el link de Amazon de este libro, porque él ya sabe en qué rumbos ando por acá (jaja, saludos pastor Aarón). Resulta que Josué Barrios nos compartió que por un tiempo limitado el ebook se encontraba disponible gratuitamente (ya se acabó la promoción, sorry :C). Me apresuré y le pasé el link a todo mundo y, obviamente, también lo adquirí yo.

Es una lectura bastante ligera y fluida, ideal para jóvenes a mi parecer. Es un tema importante, las redes y el internet se han vuelto parte fundamental de la vida de muchos, y parece ser un “área” en el cual (no en todos los casos, obviamente) Dios es punto y aparte. Creo que debemos empezar a educarnos en este tema, adultos incluidos. Pastores y líderes de jóvenes deben saber qué está pasando en el mundo del Social Media y cómo enseñar a los usuarios a usar la herramienta sin que les coma el cerebro.

Me acabé el libro bastante rápido, es sencillo y al grano… creo que es una buena introducción y nos invita a seguir creciendo en esta área, a no ignorar nuestras flaquezas y a buscar cada día vivir nuestra “vida digital” para la gloria de Dios con tanto esmero como buscamos la santidad en la “vida no digital”.

Si pueden léanlo, vívanlo y compártanlo.

Hay mucho contenido en la red, la mayoría basura. Necesitamos levantar la voz y proclamar la grandeza de nuestro Dios en nuestro rinconcito en la red. Ser de bendición a través de esta herramienta que ya usamos… ahora hay que aprender a usarla bien.

Adquiere el libro en Amazon.

Síguenos en Twitter y Facebook.

“Y sin embargo, ¡necesitaba libros!” (Una predicación de Spurgeon)

Honestamente, parece que a veces pensamos que hay versículos de más en la Biblia. Digo, ¿para qué los saludos personales de Pablo, las genealogías y aquellos otros detalles que (a nuestra primera vista) parece que no aportan nada al texto? Al abrir la Escritura, necesitamos recordarnos constantemente que TODA ella es inspirada y útil (2 Timoteo 3:16). No debemos pasar por alto ni un pequeño fragmento.

De uno de esos versículos, que parecen no decir nada importante, el “príncipe de los predicadores” habló en Londres, el 29 de noviembre del año 1863.

“Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos.”

2 Timoteo 4:13

Hay algunos pensamientos muy interesantes que Spurgeon desarrolló a partir del texto, y les comparto un fragmento de la predicación acá abajo. Pueden leerla completa dando click aquí.

Echaremos una MIRADA A SUS LIBROS. No sabemos qué tipo de libros eran, y sólo podemos elaborar conjeturas en cuanto a qué clase de pergaminos eran. A Pablo le quedaban unos cuantos libros, tal vez envueltos en el capote, y Timoteo había de tener el cuidado de llevárselos.

Incluso un apóstol debe leer. Algunos de nuestros hermanos ultra calvinistas piensan que un ministro que lee libros y estudia su sermón ha de ser un muy deplorable espécimen de predicador. Un hombre que sube al púlpito, y profesa que improvisa su texto, y habla cualquier cantidad de tonterías, es el ídolo de muchos. Si habla sin premeditación, o pretende hacerlo, y no presenta nunca lo que llaman un plato de sesos de hombres muertos, ¡oh, ese es un predicador!

¡Cuán censurados son por el apóstol! ¡Él es inspirado, y sin embargo, necesita libros! ¡Ha estado predicando al menos por treinta años, y, sin embargo, necesita libros! ¡Tenía una experiencia más vasta que la mayoría de los hombres, y, sin embargo, necesitaba libros! ¡Había sido arrebatado al tercer cielo, y había oído palabras inefables que no le es dado al hombre expresar, y, sin embargo, necesitaba libros! ¡Pablo había escrito la mayor parte del Nuevo Testamento, y, sin embargo, necesitaba libros!

El apóstol le dice a Timoteo y así le dice a todo predicador: “Ocúpate en la lectura.” El hombre que nunca lee no será leído nunca; el que nunca cita no será citado nunca. El que no quiere usar los pensamientos de los cerebros de otros hombres, demuestra que no tiene un cerebro propio.

Lo que es válido en cuanto a los ministros se aplica a todo nuestro pueblo. Ustedes necesitan leer. Renuncien todo lo que quieran a la literatura ligera, pero estudien todo lo que sea posible las sanas obras teológicas, especialmente a los escritores puritanos, y exposiciones de la Biblia. Estamos muy persuadidos que la mejor manera de ocupar su tiempo libre, es ya sea leer u orar. Podrían obtener mucha instrucción de los libros que después podrían usar como una verdadera arma en el servicio de su Dios y Señor. Pablo clama: “Trae los libros.” Únanse a ese clamor.

Nuestra segunda observación es que el apóstol no se avergüenza de confesar que él en verdad lee. Está escribiendo a su joven hijo Timoteo. Ahora, a algunos viejos predicadores no les gusta decir algo que permita que los jóvenes conozcan sus secretos. Ellos suponen que deben asumir un aire muy dignificado, y hacer un misterio de su predicación; pero todo esto es ajeno al espíritu de veracidad. Pablo necesita libros, y no se avergüenza de decirle a Timoteo que los necesita; y Timoteo puede ir y decirle a Tíquico y a Tito si quisiera; a Pablo no le importa.

Pablo es aquí un retrato de diligencia. Él se encuentra en prisión; no puede predicar: ¿qué hará? Como no puede predicar, entonces se dedicará a leer. Es lo mismo que leemos de los antiguos pescadores y sus botes. Los pescadores habían abandonado los botes. ¿Qué estaban haciendo? Estaban remendando sus redes. Entonces, si la providencia te ha puesto sobre un lecho de enfermo, y no puedes dar tu clase; si no puedes estar trabajando para Dios en público, remienda tus redes por medio de la lectura. Si una ocupación te es quitada, escoge otra, y que los libros del apóstol te den una lección de diligencia.

Pablo dice: “mayormente los pergaminos.” Yo pienso que los libros eran especialmente obras latinas y griegas, pero que los pergaminos eran orientales; y posiblemente eran los pergaminos de la Santa Escritura; o con la misma probabilidad, eran sus propios pergaminos, en los que estaban escritos los originales de sus cartas que están en nuestra Biblia como las Epístolas a los Efesios, a los Filipenses, a los Colosenses, etcétera.

Ahora, debe ser “mayormente los pergaminos” con toda nuestra lectura; que sea mayormente la Biblia. ¿No le das ningún peso a este consejo? Este consejo es más necesario ahora en Inglaterra que casi en cualquier otro tiempo, pues el número de personas que lee la Biblia, yo creo, se está reduciendo cada día. Las personas leen los puntos de vista de sus denominaciones según son expresados en las publicaciones periódicas; leen los puntos de vista de su líder conforme son expresados en sus sermones o en sus obras, pero el Libro, el viejo y buen Libro, el divino manantial del que brota toda la revelación, es demasiado frecuentemente abandonado. Ustedes pueden acudir a charcos humanos, hasta abandonar el arroyo claro como el cristal que fluye del trono de Dios.

Lean los libros, por todos los medios posibles, pero mayormente los pergaminos. Escudriñen la literatura humana, si quieren, pero mayormente permanezcan firmes guiados por ese Libro que es infalible, la revelación de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Inspirador, ¿no? ¡Vámonos a leer!

Síguenos en Twitter y en Facebook.

Cinco Libros Que Quiero Leer El 2015

Muy posiblemente uno de sus nuevos “propósitos o metas” para este año es leer un poco más… ¡yo también me propuse lo mismo! De hecho, estoy usando Goodreads para registrar mis libros y mi avance, ¡se los recomiendo!

Reto Lector 2015
Reto Lector 2015

Hay cinco libros que estoy emocionada por leer este año, algunos no he podido encontrarlos y espero hacerlo, aquí se los dejo:

1. “Habits Of The Mind” de James W. Sire

Creo que este libro no tiene edición en español, ¡he movido cielo y tierra para encontrarlo y no he podido! Sire habla de la vida intelectual como llamado para el cristiano, además enseña como cultivar virtudes y hábitos de la mente.

Esto del cristiano y la vida intelectual es algo que apenas estoy empezando y me llama mucho la atención, ¡espero leerlo pronto!

2. “El Libro que dio Forma al Mundo” de Vishal Mangalwadi

En este libro, el filósofo indio Vishal Mangalwadi nos enseña como la Biblia impulsó muchas de las ideas que hicieron al mundo occidental lo que conocemos ahora.

Este libro lo compré hace tiempo pero no he tenido la oportunidad de leerlo, espero este año dejar de darle largas y ponerme a aprender de la mano de Mangalwadi. Seguir leyendo Cinco Libros Que Quiero Leer El 2015

Recomienda un Libro: “¿Así dice el Señor?” de John Bevere

 Título: ¿Así dice el Señor? Cómo discernir cuando Dios nos habla a través de otra persona.

Autor: John Bevere

“Hemos estado tan temerosos de despreciar la profecía que hemos sido negligentes en juzgarla”

Curioso que el autor haga esta observación, a mi me pasaba justo lo contrario.

Las palabras más delicadas, son quizá las más usadas en la iglesia cristiana:

“Dios me dijo”

Dios me dijo esto y me dijo lo otro. Y nadie puede decirte lo contrario, por que bueno… Dios te dijo, ¿quién puede contradecir a Dios?

¡Qué delicado es usar el nombre de Dios de esta manera! Dios advirtió a Jeremías lo que sucedería con los profetas que hablaban “de parte de Dios” cuando no eran enviados:

“con espada y con hambre serán consumidos esos profetas.” (Jeremías 14:15b)

Lo que Dios habló está en la Biblia, ni más ni menos. Seguir leyendo Recomienda un Libro: “¿Así dice el Señor?” de John Bevere

Recomienda un (o tres) libro: Libros de Ficción

Nunca he sido una gran lectora de libros de ficción. Las historias no me llamaban mucho la atención, prefería leer para aprender cosas y (según yo) por eso me limitaba a solo leer libros de no ficción. ¿Para qué perder tiempo con historias – decía yo – si hay tanto que aprender de la vida real?

De lo que no me daba cuenta, es que las historias también enseñan. Simplemente fijémonos en la Biblia, es un libro lleno de narrativa, además, Jesús era un gran narrador… y él era un maestro. Sabemos que lo que dice 2 Timoteo 3:16 es cierto (énfasis mío):

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia.

(2 Timoteo 3:16)

Entonces, la narrativa también enseña, ¡y enseña de una manera hermosa! La literatura es arte y podemos disfrutarla mientras aprendemos, como lo hacemos con una canción.

Lo triste es que cuando entramos en una librería cristiana, el 90% de los libros (estoy inventando estadísticas, por cierto) son de no ficción. No me quejo de eso, son mi tipo de libro favorito, pero sería genial encontrar un poco más de variedad en la narrativa cristiana. Literal, todos mis libros de ficción cristiana los he comprado en la Ley (un supermercado) a $50.

Y de los que he leído, te quiero recomendar tres: Seguir leyendo Recomienda un (o tres) libro: Libros de Ficción

Ahora Leyendo: “Adorar” de John MacArthur

Título: Adorar, ¡la máxima prioridad!

Autor: John MacArthur

“Este libro es un llamado a la adoración personal del Dios trino y santo. Es un llamado a desarrollar un estilo de vida radicalmente diferente por parte del creyente: una vida que busque adorar a Dios de forma continua, no solo el domingo. El llamado es nuevo teniendo en cuenta que generalmente los cristianos de nuestro tiempo han omitido el modelo de Dios. El llamado es antiguo debido a que suena una y otra vez en la invitación del salmista:

Vengan, postrémonos reverentes, doblemos la rodilla ante el SEÑOR nuestro Hacedor. Porque él es nuestro Dios y nosotros ¡somos el pueblo de su prado; somos un rebaño bajo su cuidado! (Salmos 95:6-7a)” p. 8

John Macarthur es un escritor muuuy al grano. Sus libros son bastante sencillos y rápidos de leer, pero no por ello poco sustanciosos.

El tema es vital, importantísimo… para eso fuimos creados, ¡para adorar!

Voy a un poco más de la mitad y va muy bien hasta ahora. Lo empecé a leer porque estoy buscando profundizar en el tema de la adoración. Me gusta porque este libro no se ha enfocado en las personas… “para ser un adorador hay que ser así y así y asá“. No. Nos hace mirar directamente a Dios, quien es Él y como Él es digno de ser en gran manera alabado (Salmo 48:1).

Si te interesa conocer un poco más sobre la adoración, el por qué es importante y cómo ofrecer una alabanza aceptable a Dios, esta puede ser una muy buena herramienta para guiarte.

“Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que Lo adoren.”

– Juan 4:23

 

Recomienda Un Libro: “Piense” de John Piper

Título: Piense, la vida intelectual y el amor de Dios.

Autor: John Piper

“Este libro es un ruego para que abracemos el pensamiento serio como un medio de amar a Dios y a las personas. Es un ruego para rechazar el pensamiento excluyente (uno u otro) cuando se trata de la mente y el corazón, el pensamiento y el sentimiento, la razón y la fe, la teología y la doxología, la labor mental y el ministerio del amor.” p. xv

Leí este libro hace un par de años, estaba muy emocionada. Hay muchos libros sobre la oración, adoración, evangelismo y sobre cientos de otros temas de vida cristiana… pero muy pocos sobre pensar.

John Piper es uno de mis autores favoritos, explica de manera muy sencilla las cosas que tiene para decir, pero también lo hace de una forma muy hermosa, es poeta el señor.

Este libro fue lo que inspiró en mí la llama que arde detrás de “Los Cristianos También Leen”. Impulsó lo que yo ya sabía en mi interior: que la razón no está peleada con la fe, que Dios creó mi mente y quiere que la use, que el amar la verdad de la Palabra es amar la verdad como tal.

Espero que tengas oportunidad de leer “Piense” y que también te inspire a ti. Porque esto no es trabajo para los intelectuales o para la gente que le gusta leer. Cada cristiano debe vivir una vida intelectual, una vida que piensa… porque si no, vivimos una vida sin fundamento y de fanatismo.

Yo seguro lo vuelvo a leer pronto. ¡Dios me libre de dejar de pensar!

Descarga Gratis el PDF (en inglés).

Cómpralo en Amazon.

Cómpralo en BookDepository.

John Piper hablando del Libro (en inglés):